Un poema es aquel en el que cada línea se puede sostener sola como un verso - o aquel texto en el que cada línea puede ser el título del poemario.
La brevedad despoja a la palabra de los trucos y en la desnudez la sustancia sale a la vista. Como dijo Huidobro, el adjetivo que no da vida, mata.
Salvador Medina Barahona ha rescatado estos capítulos breves de su poesía y nos los brinda en una edición impecable. En 50 instantáneas y un crimen el autor nos reta con ingeniosos versos, que no trucados y una contundente brevedad.
Edilberto González Trejos, Panamá, octubre de 2016.

---
Stigmata

Hoy
crecen
orugas venenosas
en
mi
costado.

.::
El poeta cambia de país

- ¿Cómo
se
pasa
de
una
marginación
a
otra?

.::
El poeta y las ánimas

No es
posible
burlar
esta multitud
en
los márgenes
de la ciudad.

Como yo, tienden

sus
sueños

en
la mitad
de
la calle.

.::
Lección de pocas palabras

-¿Cuándo aprenderé el silencio? -le pregunta
el joven poeta a su Musa.
- ¡Cuando te calles, y me dejas hablar!

---
50 instantáneas y un crimen (c) Salvador Medina Barahona. Primera edición, 2016. El duende gramático, Panamá.
Foto (c) Glenda Silva Vaca.