El pensamiento es la verdadera fuerza causativa de la vida, y no hay otra. No puedes tener una clase de mente y otra clase de entorno. No puedes cambiar tu entorno y dejar al mismo tiempo tu mente sin cambio. Esta es la llave suprema a la vida; si cambias tu mente, tu entorno tiene que cambiar también - tu cuerpo tiene que cambiar, tus actividades tienen que cambiar, tu hogar tiene que cambiar, el color de tu vida tiene que cambiar.

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por
medio de la renovación de vuestro entendimiento.

(Romanos 12:2)

A esto se le podrá llamar la Gran Ley Cósmica. La dificultad práctica al aplicarla surge del hecho de que nuestros pensamientos están tan próximos a nosotros que resulta difícil,sin algo de práctica, dar un paso atrás y contemplarlos objetivamente. Sin embargo, eso es justamente lo que tienes que aprender a hacer. Tienes que auto-entrenarte a escoger el tema de tupensar en un momento dado, y también escoger el tono emocional.

Si no estás determinado a comenzar ahora y seleccionar cuidadosamente durante todo el día la clase de pensamientos que vas a pensar, es mejor que dejes toda esperanza de conformar tu vida en aquello que deseas que sea. La manera de comenzar una dieta mental de siete días es comenzar ahora.