El aprendizaje

Las escuelas, los institutos, los parques, los viejos que lo han visto todo, tus propios amigos, la institución familiar... El aprendizaje se recibe por múltiples canales, ayudado por un tutor o en la más absoluta soledad. Lo que hace falta es abrir bien los ojos y las orejas, ver y escuchar, analizar, experimentar, acertar, equivocarse una y mil veces. Siempre se ha dicho que hay que aprender de los errores. Cierto, aunque también es preferible que los aciertos superen a las equivocaciones. Su salud mental se lo agradecerá.

***

APRENDIZAJE AJEDRECÍSTICO
En busca de Bobby Fischer
STEVEN ZAILLIAN, 1993

   Mover las piezas del ajedrez es como mover las piezas de la vida. Los padres de un niño de diez años descubren en un parque que su hijo puede ser el próximo Bobby Fischer, campeón del mundo de ajedrez que, en 1975, tras obtener la gloria, desapareció de la faz de la tierra. "Debes despreciar a tus oponentes, debes odiarlos", le dice su nuevo maestro, tan ambicioso como peligroso. "No te enseñaron a perder , debes arriesgarte a perder", le dice su amigo del parque. El niño abre bien los ojos y escucha. Sabe que en la vida hay victorias y derrotas, como en el ajedrez.
APRENDIZAJE MEDIEVAL

El nombre de la rosa
JEAN-JACQUES ARNAUD, 1986
   Ser iniciado en el aprendizaje nada menos que por Guillermo de Baskerville, sabio franciscano que parece una preencarnación del mismísimo Sherlock Holmes, es como para darse con un canto en los dientes. Estamos en el año 1327. En una abadía benedictina se discute si "pertenecían a Cristo todas las ropas que utilizó", pero los monjes van cayendo asesinados uno a uno. Guillermo, con la ayuda de su joven novicio, Adso de Melk, será el encargado de solucionar el misterio, radicado en una laberíntica biblioteca secreta. Una excelente adaptación de la novela del mismo título de Umberto Eco

APRENDIZAJE TREPA

Election
ALEXANDER PAYNE, 1999

   Los primeros pasos estudiantiles de una trepa de las que apuntan alto desde que aprenden a decir "mamá". Sus ademanes repipis y su palabrería de político barato se ven acompañados por una mirada inquisidora y unos métodos casi militares. Todo por conseguir los objetivos marcados. En el instituto, donde se desarrolla Election, el fin es ser la presidenta del comité de alumnos. Reese Whiterspoon inspira verdadero terror doméstico. Ya pasado el instituto, como no podía ser menos, la trepa se convierte, cual Monica Lewinsky, en becaria política.
APRENDIZAJE LÍRICO

El club de los poetas muertos
PETER WEIR, 1989

   Mirar las cosas desde otra perspectiva, luchar por encontrar una voz propia, escapar de la desesperación. El fin de la educación es enseñar a pensar por uno mismo. ¿Y para qué sirve el lenguaje? "Para comunicarse". Respuesta incorrecta, sirve para cortejar a las mujeres. Los poetas muertos se dedican a "extraer de la vida todo el meollo". Los cuatro pilares de una rancia institución (tradición, honor, disciplina y grandeza) son sustituidos por el carpe diem, por un aprovecha el momento, por un "coged las rosas mientras podáis, oh capitán, mi capitán".

APRENDIZAJE CAFRE

Porky´s 
BOB CLARK, 1981
   Se quiera obviar o no, para bien o mal, esta película ha marcado el cine adolescente de los últimos 20 años. Protagonizada por jovenzuelos cuyo único objetivo vital es echar un polvo, Porky´s es heredera inmediata de Desmadre a la americana (National Lampoon´s Animal House) de John Landis, y antecedente directo de filmes como Viaje de pirados (Road Trip) o American Pie. La adolescencia es una época muy rara y aprender a ser un cafre tampoco es nada difícil. De hecho, con películas como esta resulta facílisimo. El problema está en quedarse así para siempre y que las neuronas no evolucionen.

---
Tomado de "JAVIER OCAÑA, La vida a través del cine. Prólogo de Alejandro Amenábar. Punto de Lectura, Madrid, España, 2003".