No tengo ordenador y me cuesta soltar lastre desde el mini teclado del móvil, demasiado grande el dactilar para tan poco espacio donde fluctuar, se acabo, dejo de existir, el disco duro reposa como oro en paño en el rincón que guarde para el , como quien espera el milagro de su resurrección, tu placa base dejo de latir, hacia tiempo que te costaba arrancar, te costaba procesar, arreglos puntuales que no fueron suficiente para mantenerte al compás, compañero inseparable de locuras transitables, de versos sin rimas, de dimes y diretes, de subidas al cielos y de caídas al infierno, te hecho de menos, hecho de menos el teclear intrépido de mis dedos sobre el lomo de tu teclado, tus correcciones y tus desvelos, hecho de menos el vuelo que me daban tus alas, el devenir de mis pensamientos en pos de tus desvelos,  mas no queda otra cosa que esperar para poderte arreglar y al fin dejar explotar todo aquello que se empieza a almacenar sin ton ni son...tan solo cabe esperar...    

Pd:       Tan solo cabe esperar para poder continuar el camino...